Cuando las viviendas comienzan a acumular años en sus paredes, puede ser necesario someterlas a un proyecto de rehabilitación para garantizar un alargamiento de su vida útil, así como la seguridad de las personas que habitan en su interior. Las casas a reformar pueden ser pisos o viviendas de mayor tamaño. Una empresa de mantenimiento profesional realizará un presupuesto personalizado y adaptado a cada circunstancia para conseguir la mejor rehabilitación de vivienda.

Los años pasan igual para todos, vivienda incluida

Embarcarse en un proyecto de rehabilitación de vivienda puede ser muy estresante para los propietarios, pero también necesario para mejorar la calidad de vida y para garantizar el estado óptimo de conservación de la casa. Es importante tener en cuenta que rehabilitar una casa es un trabajo de artesanía que debe realizarse a conciencia, por eso hay que seleccionar la mejor empresa de reformas de viviendas posible, que prime por encima de todo el trato humano, y que comprenda las necesidades de la construcción.

Pasos para la reforma de una vivienda

Si te preguntas cómo rehabilitar una casa, tendrás que buscar la respuesta en un servicio profesional que sepa lo que hace desde el primer momento. Una buena empresa de rehabilitación de viviendas seguirá cuatro pasos básicos para realizar la reforma de vivienda provocando el menor trastorno posible para los habitantes de la casa.

  • El primer paso se trata de visitar el lugar, tomar nota de las necesidades de los espacios y de los propietarios, y comentar las posibles obras de rehabilitación que serán necesarias.
  • Seguidamente, se realizará un presupuesto a medida del proyecto de reforma, ajustado todo lo posible, teniendo en cuenta los materiales y los tiempos de actuación estimados.
  • Inicio de las obras según el calendario de trabajo establecido, tratando de cumplir los tiempos.
  • La rehabilitación de la casa se dará por concluida con los últimos trabajos de limpieza, eliminando los residuos y dejando los espacios listos para que los propietarios puedan disfrutar de su nuevo hogar.

Rehabilitación integral de una vivienda antigua

Realizar una rehabilitación integral de una vivienda antigua puede ser una forma más económica de disfrutar de un hogar casi nuevo que tratar de adquirir un piso de obra nueva. Llevará un tiempo y un proceso largo, pero el resultado será completamente satisfactorio si se cuenta con un equipo profesional. La rehabilitación integral de casas comienza por hacer una visita conjunta entre la empresa de reformas y los propietarios de la vivienda. Solo de esta forma se podrán conocer los fallos de la casa para decidir qué reforma integral de viviendas realizar.

Los elementos que hay que estudiar antes de comenzar la rehabilitación de casas antiguas, son:

  • Estructura. Teniendo en cuenta el estado de los muros, la aparición de posibles grietas, la posibilidad de añadir contrafuertes, el aislamiento térmico y acústico, el estado de los techos y vigas, etc. Aquí será importante determinar qué elementos se renuevan por completo y cuáles pueden pasar por una restauración artesana.
  • Instalaciones. Hay que revisar las cañerías, tuberías, conductos de gas, sistema de electricidad, etc. Además, para la reforma se deberá primar el ahorro energético por el bien del medio ambiente y de la economía familiar.
  • Distribución y materiales. Al tratarse de una reforma integral, es posible modificar la distribución de las habitaciones y del resto de estancias. Es posible cambiar la ubicación completa de los espacios, o únicamente de elementos como puertas y ventanas. Además, se escogerán en este punto los materiales a utilizar durante la reforma.

Rehabilitación de edificios

Las empresas que se dedican a la rehabilitación de edificios pueden actuar en diversos campos además del interior de las viviendas. Una reforma de edificio tiene que ver con todos los elementos que componen la construcción, como por ejemplo la rehabilitación de fachadas, la ventilación del inmueble, la rehabilitación estructural, la instalación y reparación de ascensores, la rehabilitación de cubiertas y terrazas, etc. Todo ello destinado a mejorar las características del inmueble y su eficiencia energética.