La torre Eiffel fue construida originalmente para la exposición universal celebrada en París en 1889. En un principio su nombre era la torre de los trescientos metros, aunque su altitud llega a los 324 metros.
Fue construida por el ingeniero francés Gustave Eiffel, que finalmente le dio su nombre por el que es mundialmente conocida.
Ubicada en París, en uno de los extremos de los campos de Marte, es la construcción mas alta de París y el monumento más visitado del mundo, por lo que se ha convertido en un icono de la capital francesa.
Está construida con hierro e inicialmente sirvió para que el ejército probara antenas. En la actualidad aún sigue teniendo ese cometido, ya que en la cúspide alberga varias antenas de radio y televisión locales.
Fue construida en dos años y dos meses para ser el emblema de la exposición de 1889, año especialmente señalado para Francia, ya que se celebró el primer centenario de la Revolución Francesa.
La torre consta de tres plantas separadas por el esqueleto de hierro de la torre. Sus cimientos se asientan sobre una base de hormigón, algunos por debajo del nivel del Sena, río que pasa a escasos metros de la construcción.
Unos años antes de la celebración de la expo, el Gobierno francés lanza un concurso para realizar una torre de trescientos metros en el campo de Marte y que quede como símbolo del evento y del centenario de la Revolución.
Finalmente Eiffel ganó el concurso al que se presentaron 107 proyectos con todo tipo de torres.
La obra final cuenta con dos millones y medio de remaches. La obra acabó en 1888 justo a tiempo para la exposición, y no registró ningún accidente mortal entre sus trabajadores.
El edificio tuvo detractores desde el primer momento, aunque el público que asistió al evento quedó maravillado con la construcción. La torre Eifflel fue el edificio más alto durante más de cuarenta años, hasta que fue desbancado por el edificio Chrysler en 1930.
La torre quedó como base para antenas y artilugios de comunicación, hasta que, a lo largo de varias décadas, el mundo volvió sus ojos a tan significativa obra, favorecida sin duda por la moda de los viajes en masa y el turismo. Actualmente la torre recibe más de 250 millones de visitas cada año, siendo el monumento del mundo que recibe más visitas.

LEAVE A REPLY:

(this will not be shared)
(optional field)

No comments yet.