Los edificios son fuertes y robustos, pero también pueden ser frágiles con el paso del tiempo. Para evitar su deterioro, son muchas las empresas de mantenimiento de edificios que ofrecen sus servicios profesionales, con el objetivo de que dichas construcciones tengan una vida mucho más larga y plena, al igual que las personas que habiten en su interior o que los utilicen.

Estas empresas se encargan del mantenimiento de edificios privados, públicos o históricos, realizando trabajos muy diversos para garantizar su buen estado y la seguridad de las personas que se encuentren en su interior. Tareas que van desde el mantenimiento integral, hasta la rehabilitación y la limpieza de cualquier espacio.

Qué hacen las empresas de mantenimiento de edificios

Las empresas de mantenimiento se dedican a cuidar edificios de todos los ámbitos posibles. Prolongar el valor de cualquier edificio es posible ya se trate de lugares sociales, profesionales o de cualquier otro tipo. Los servicios profesionales realizan el mantenimiento de lugares como edificios de viviendas, oficinas, edificios históricos o culturales, plantas industriales, hospitales, universidades, etc.

Mantenimiento integral de edificios

Entre los servicios de mantenimiento que existen, el más completo es el que se denomina mantenimiento integral de edificios. El mantenimiento integral realizado de forma periódica hace que un edificio goce de un mejor estado durante más tiempo. Esto evita problemas puntuales que impliquen un fuerte desembolso económico por parte de los propietarios del inmueble, de modo que el mantenimiento preventivo es además una forma de ahorrar, y de garantizar un buen estado del edificio.

Este tipo de mantenimiento permite integrar en un mismo contrato todos los servicios necesarios para el correcto funcionamiento diario de cualquier edificio. Además, incluye otros servicios puntuales derivados de cualquier fallo concreto que pudiera producirse.

Entre todos los servicios integrales a edificios e instalaciones incluidos por las empresas, se encuentra la asistencia técnica, mantenimiento de instalaciones y todo tipo de prestaciones auxiliares, dependiendo del tipo de edificio, de sus necesidades, y del acuerdo al que se llegue entre la empresa y los propietarios.

Mantenimiento de instalaciones

Las instalaciones son una de las principales preocupaciones de una empresa de mantenimiento comunidades. Estos elementos son los que sufren un mayor desgaste por el tipo de uso al que son sometidos, por eso, es de suma importancia realizar un correcto mantenimiento de edificios públicos y sus instalaciones.

Se trata de cuidar y reparar cualquier desperfecto que aparezca en las instalaciones de electricidad, fontanería, climatización, y sistemas de seguridad.

Rehabilitaciones y reformas

Las empresas de mantenimiento se encargan además de rehabilitar y reformar elementos tales de los edificios como las fachadas, o cualquier otro espacio común. Las obras de reforma pueden ser un quebradero de cabeza para las comunidades de vecinos, pero es la única forma de conseguir un lugar rehabilitado y a pleno rendimiento, siempre con la garantía de un buen equipo profesional.

Las rehabilitaciones, reformas o adaptaciones de edificios abarcan las fachadas, los espacios concretos de locales comerciales, residenciales y oficinas. Por ejemplo, un campo de actuación sería la inclusión de un ascensor en un edificio antiguo que no contase con él.

Limpiezas

El mantenimiento de edificios abarca también todo lo relativo a la limpieza, porque se trata de algo básico para garantizar el buen estado de las instalaciones y elementos comunes de cualquier espacio. Las empresas de mantenimiento cuentan con la última tecnología en sistemas de limpieza, y con profesionales adecuados y adaptados siempre a las necesidades de cada edificio.

Los tratamientos van desde la limpieza básica y de forma habitual, hasta las limpiezas específicas de lugares de difícil acceso, o de elementos peligrosos. También se incluyen los tratamientos necesarios para luchar contra plagas y problemas similares. Este servicio es adecuado tanto para comunidades de vecinos, como para los edificios más exigentes, como colegios o incluso hospitales. Porque la limpieza es la mejor garantía de salud para las personas.

Otros servicios

Finalmente, hay que tener en cuenta otros servicios de mantenimiento ofrecidos por estas empresas, adaptadas a las necesidades de cada cliente, y ajustando los plazos de tiempo y los presupuestos. Entre los servicios adicionales que ofrecen las empresas de mantenimiento, se encuentran servicios de consejería y control de accesos, limpiezas, seguridad, jardinería, gestión de residuos, comunicación interna, etc.