El edificio Shard London Bridge está situado en el barrio londinense de Southwark. Es uno de los edificios más estéticos del mundo, y uno de los que reúne más opiniones favorables acerca de su diseño.
El edificio fue construido para ser un icono de Londres y lo consiguió desde su construcción.
Hasta 2012 fue el edificio más alto del continente europeo, siendo superado por el edificio Torre Ciudad Mercurio edificado en Moscú. Sigue siendo el edificio más alto de la Unión Europea.
Su planificación se llevó a cabo en el lugar que ocupaban los edificios Southwark Towers en el barrio del mismo nombre. En 2006 éstas dos torres se demolieron para dar paso al Shard.
El Shard London fue concebido por el arquitecto genovés Renzo Piano, un proyectista muy original que, en palabras suyas, aspira a ser un constructor total, diseñando incluso los instrumentos que van a serle útiles para llevar a cabo sus construcciones.
La torre tiene 310 metros de altura y 72 pisos útiles. Su altura se eleva en realidad más allá de los 72 pisos ya que cuenta con otras quince plantas radiador que fueron diseñados para solucionar cuestiones técnicas.
El diseño está realizado a partir de triángulos irregulares que se superponen para formar la fachada. El edificio está revestido por placas de vidrio que lo hacen muy diferente de otros edificios de similar altura. En la última planta útil (72), se encuadra una terraza que actúa como mirador para el público, si bien la entrada cuesta treinta libras.
La obra empezó en el año 2009 y acabó en abril de 2012. El edificio se abrió al público en julio del mismo año. El coste final de la obra fue de 450 millones de libras, y el 95% de la financiación vino del Estado de Catar, por lo que oficialmente es el dueño del edificio.
A diferencia de otros edificios semejantes que son utilizados exclusivamente para albergar oficinas, el Shard London ha sido diseñado para contener diferentes espacios. Las primeras plantas están pensadas para albergar oficinas. Dos plantas completas han sido adquiridas por restaurantes. Además, el complejo Shangri-La ha alquilado dieciocho plantas para proyectar un hotel de lujo. Sobre el hotel están las plantas residenciales. Decenas de pisos de lujo se reparten a lo largo de doce plantas. Por último, el mirador ocupa cuatro plantas y la aguja se extiende a lo largo de otros doce pisos hasta llegar a la planta 87.
Si quieres saber más cosas sobre construcción y edificios echa un vistazo a otras entradas y déjanos tus comentarios.

LEAVE A REPLY:

(this will not be shared)
(optional field)

No comments yet.